Un grupo de gerentes está de pie junto a un papelógrafo, mientras que el personal de Recursos Humanos presta atención a la presentación.

En la actualidad, el rol de Recursos Humanos en el desarrollo de líderes se ha ampliado y estos gerentes deben tener muy presente que la formación del liderazgo no se puede abordar a través de un enfoque genérico o teórico.

Cada líder y equipo tiene sus propias particularidades, por lo que es esencial un enfoque personalizado. Los gerentes de Recursos Humanos deben fomentar el desarrollo del liderazgo de forma personalizada y contratar a coaches externos capaces de implementar estos enfoques hechos a la medida.

Esta nueva perspectiva toma en cuenta las competencias específicas del puesto de cada líder, la realidad del equipo con el que trabaja y la situación particular de su organización.

Una verdadera transformación del liderazgo se apoya en coaches externos o programas que trabajen como sastres de alta costura, creando estrategias de desarrollo a la medida de cada quien para mejorar la reputación de liderazgo de cada gerente.

Estos coaches o programas también incentivan a los líderes a desarrollar habilidades como líderes coaches, permitiendo que el enfoque de personalización se extienda a todos los niveles de la organización.

En esta publicación, profundizaremos en el nuevo rol de Recursos Humanos para la formación efectiva de líderes a través de la contratación de coaches externos o de programas de desarrollo adaptativo del liderazgo.

Facilitar una cultura de coaching

Dos gerentes están sentadas una junto a la otra sosteniendo una conversación informal de coaching.

Recursos Humanos juega un rol crucial en la implementación de una cultura de coaching dentro de la organización, lo cual es clave para el desarrollo de otros. Este departamento puede establecer las bases para que el coaching se integre de manera natural en el contexto laboral, no solo a través de sesiones formales con un coach externo, sino también mediante conversaciones informales con líderes coaches. Te invito a detenernos en este último escenario.

El impacto de las conversaciones Informales

El liderazgo es una conversación, por lo tanto, las conversaciones informales con un líder dentro de la empresa, aquellas que ocurren en los pasillos, cafeterías y oficinas, pueden ser más poderosas que las sesiones de coaching tradicionales con un coach externo. Estas interacciones diarias permiten a los líderes ofrecer feedback o retroalimentación en tiempo real y fomentar un ambiente de aprendizaje continuo. Por ejemplo, un gerente que brinda consejos durante un café puede influir positivamente en el desarrollo de un empleado, creando un impacto duradero.

Ejemplos de coaching en acción

Un ejemplo claro es cuando un líder detecta una oportunidad de mejora en un miembro del equipo durante una reunión y decide abordarlo de manera constructiva en un momento informal. Esta acción no solo ayuda al otro a mejorar, sino que también fortalece la relación entre el líder y su equipo, promoviendo una cultura de apoyo y crecimiento mutuo.

Veamos ahora cómo Recursos Humanos tiene la capacidad de ser el catalizador del cambio dentro de la organización. Al fomentar y facilitar una cultura de coaching, pueden asegurar que las prácticas de desarrollo de liderazgo se conviertan en una parte integral del día a día laboral, impulsando así el crecimiento continuo y el éxito organizacional. Esto es clave, sobre todo cuando un gerente está en transición hacia un puesto de liderazgo y quiere desarrollar las habilidades para convertirse en un buen líder.

«El coaching es desbloquear el potencial de una persona para maximizar su propio desempeño. Les ayuda a aprender en lugar de enseñarles.»

– Tim Gallwey

Recursos Humanos como catalizador del cambio

Dos manos sostienen unos cubos de madera con letras que forman la palabra cambio.

Los profesionales de recursos humanos están idealmente ubicados dentro de la organización para facilitar los recursos que conduzcan al crecimiento del capital humano. Ellos no solo implementan soluciones de coaching, sino que también fomentan una cultura de desarrollo y aprendizaje continuo, donde los gerentes pueden incluso aprender sobre la marcha. Este rol central les permite tener una visión completa de las necesidades de desarrollo y coordinar esfuerzos para cubrir estas necesidades de manera efectiva.

Implementación de programas de coaching

Crear un sistema de coaching efectivo interno no es tarea fácil. Los profesionales de recursos humanos deben coordinar esfuerzos entre diversos departamentos y asegurarse de que todos los líderes estén alineados con la visión de desarrollo de la organización. Esto requiere una planificación cuidadosa y una ejecución estratégica. Un sistema bien diseñado puede transformar la forma en que los líderes se desarrollan y cómo se perciben a sí mismos y a sus equipos.

Casos de éxito en coaching

Organizaciones de todo el mundo han visto mejoras significativas en el desempeño y la satisfacción de los empleados tras la implementación de programas de coaching bien estructurados. Estos sistemas no solo ayudan a los líderes a mejorar, sino que también fortalecen la cultura organizacional y promueven un ambiente de apoyo y crecimiento. Los estudios de caso y testimonios de empresas exitosas pueden servir como inspiración y guía para otras organizaciones que buscan implementar o mejorar sus programas de coaching.

Desafíos en el desarrollo del liderazgo

Una mano sostiene una ilustración de un gerente que trata de alcanzar un bombillo para representar los desafíos que debe superar Recursos Humanos.

Uno de los mayores desafíos en el desarrollo del liderazgo es la resistencia al cambio. Las personas pueden sentirse incómodas al ser vulnerables y recibir retroalimentación. Los profesionales de recursos humanos deben ser capaces de manejar estas situaciones con sensibilidad y tacto. Reconocer y abordar estas resistencias de manera efectiva es clave para el éxito del programa de desarrollo.

Estrategias para superar la resistencia

Para superar la resistencia, es crucial crear un entorno de confianza donde el personal se sienta seguro de compartir sus desafíos. Esto se puede lograr incentivando la comunicación abierta y la construcción de relaciones sólidas basadas en la confianza mutua. Además, proporcionar ejemplos de otras personas que han crecido gracias al feedback puede ser inspirador y motivador para aquellos que enfrentan resistencia.

Beneficios de superar los desafíos

Al enfrentar y superar estos desafíos, las organizaciones pueden ver un aumento en la eficacia del liderazgo, una mejor toma de decisiones y un ambiente de trabajo más colaborativo. Esto no solo beneficia a los líderes individuales, sino que también impulsa el éxito de toda la organización. Los beneficios tangibles, como la mejora en la productividad y la satisfacción del empleado, justifican el esfuerzo necesario para superar los desafíos iniciales.

El valor del pensamiento sistémico

Una mano dibuja con un marcador diferentes engranajes para representar el pensamiento sistémico.

Adoptar una perspectiva sistémica significa ver más allá de la situación actual y entender cómo diferentes elementos dentro de la organización interactúan y afectan el desarrollo del liderazgo. Esto implica activar una red de apoyo que incluya a varios líderes y recursos dentro de la organización. Una perspectiva sistémica puede ofrecer soluciones más integrales y sostenibles.

Ejemplos de soluciones sistémicas

Un líder de recursos humanos puede ayudar a un ejecutivo que ha perdido el rumbo no solo con asesoramiento directo, sino también involucrando a otros líderes y equipos para que reciba un soporte más amplio y sostenible. Este enfoque sistémico puede ser más efectivo y crear un impacto duradero. La colaboración y el apoyo de múltiples niveles dentro de la organización son esenciales para el éxito a largo plazo.

Resultados de un enfoque Sistémico

Las organizaciones que adoptan un enfoque sistémico para el desarrollo ven mejoras en la cohesión del equipo, una mayor resiliencia organizacional y un aumento en la capacidad de liderazgo a largo plazo. Esto se traduce en un mejor desempeño y una mayor satisfacción de los empleados. La capacidad de la organización para adaptarse y prosperar en un entorno cambiante mejora significativamente con este enfoque.

Además, la incorporación de coaches externos o el desarrollo de la habilidad de coaching como estilo de liderazgo, decanta el pensamiento sistémico en las conversaciones, lo que lleva a soluciones que integran los diferentes elementos de un problema.

La importancia de una cultura de coaching

Una mano dibuja con un marcador la palabra coaching y la resalta, para ilustrar la importancia que tiene.

Para que el coaching sea efectivo, debe integrarse en la cultura organizacional. Los profesionales de recursos humanos tienen la responsabilidad de fomentar un ambiente donde el aprendizaje y el desarrollo continuo sean valorados y promovidos. Esta cultura de aprendizaje continuo es fundamental para el crecimiento y la innovación.

Herramientas y recursos para una cultura de coaching

Proporcionar herramientas y recursos adecuados es esencial. Esto puede incluir programas de capacitación, talleres de desarrollo de liderazgo y plataformas para compartir experiencias y mejores prácticas. Las tecnologías modernas, como las plataformas de aprendizaje en línea y las aplicaciones de coaching, pueden facilitar este proceso.

Impacto de una cultura de coaching

Una cultura de coaching no solo mejora el desarrollo del liderazgo, sino que también aumenta la retención de empleados, mejora el compromiso y crea un entorno de trabajo más positivo y productivo. Los empleados se sienten más conectados con sus valores y son capaces de alinearlos con los de la organización. Este recurso se percibe como un apoyo, lo que se traduce en un mayor desempeño y lealtad hacia la organización.

Conclusión

El rol de recursos humanos en el desarrollo de líderes es fundamental. A través del coaching, los profesionales de recursos humanos pueden crear condiciones que permitan el crecimiento de una cultura de desarrollo y aprendizaje continuo. Esta función central de recursos humanos es vital para el éxito y la sostenibilidad de cualquier organización.

Implementar sistemas de coaching efectivos puede parecer un desafío, pero los beneficios son inmensos. No solo mejora el desarrollo del liderazgo, sino que también fortalece toda la organización. Los resultados tangibles, como el aumento en la productividad y la satisfacción del empleado, justifican la inversión en sistemas de coaching.

Es hora de que los profesionales de recursos humanos tomen el liderazgo en el desarrollo de líderes. Al adoptar una perspectiva sistémica y fomentar una cultura de coaching, pueden impulsar un cambio positivo y sostenible. Invito a todos los líderes de recursos humanos a considerar cómo pueden implementar estas estrategias en sus propias organizaciones para crear un impacto duradero.

Foto Roberto Bernal

Sobre el autor

Roberto Bernal es un Coach Profesional Certificado a nivel PCC con la International Coaching Federation con experiencia desde el año 2001, especialista en desarrollo del liderazgo en función de las competencias de cada puesto. Además, es autor de tres libros publicados en Amazon.

Cómo aprender sobre la marcha del trabajo diario

Cómo convertirte en un buen líder si eres gerente